Crystalite Bohemia s.r.o. fue fundada en octubre de 2009 y hoy cuenta con dos plantas de producción. La primera de es la cristalería de Světlá nad Sázavou con procesos completamente automatizados para la producción de cristal para bebidas y decorativo (la fábrica fue fundada en 1967). La segunda es Květná, en la localidad de Strání (fundada en1794), en donde la producción continúa siendo manual y el cristal es decorado con técnicas diversas. En la actualidad, la empresa emplea a más de 800 personas en sus dos plantas, su facturación es de casi 37,5 millones EUR al año y exporta la gran mayoría de sus productos a más de 72 países de todo el mundo.

Hace ya muchos años que para todos nuestros productos empleamos Crystalite, una materia vítrea con menor impacto medioambiental que no contiene compuestos de plomo y contiene titanio, lo cual le proporciona al producto una mayor resistencia. Este material tiene parámetros de primera calidad como cristal checo y alta durabilidad, y puede ser lavado sin problemas, incluso en lavavajillas. Los productos hechos con este material son más fuertes y resistentes a un mayor número de ciclos en lavavajillas, además de tener una mejor refracción de la luz.

En la actualidad, ambas fábricas se apoyan mutuamente. Al lado de la planta de Světlá nad Sázavou se encuentran las oficinas administrativas y comerciales de toda la empresa, y en Květná se decora, graba y pule la cristalería allí producida y también fabricada por las líneas automatizadas de Světlá nad Sázavou.

Cristalerías Světlá nad Sázavou

La historia de la cristalería en Světlá nad Sázavou comenzó a escribirse en 1967, cuando fue colocada la piedra fundamental que daría inicio a la construcción de una nueva y moderna fábrica de cristal. Los primeros registros de producción de cristal en la zona de Světlá nad Sázavou datan de fines del siglo 16. Esta historia, y las pequeñas cristalerías de la región que continuaron con esta tradición, han sido una fuente de profesionales que luego encontraron su lugar en la cristalería moderna.

La producción en la nueva fábrica se inició en 1970, cuando se trabajaba mayormente a mano. En 1975 tuvo lugar un cambio revolucionario cuando se adoptó la producción automatizada con soplado a máquina. Otra inversión importante que permitió a la fábrica mantenerle el paso a la competencia internacional tuvo lugar entre 1998 y 2000, cuando fueron instalados dos hornos con grandes prensas, lo cual permitió fabricar artículos decorativos de hasta 43 centímetros de tamaño y 6 kilogramos de peso, e iniciar la producción a gran escala de cristal decorativo, principalmente jarrones y bandejas.

Debido a la mala situación financiera en 2008, la empresa Sklo Bohemia a.s. suspendió sus actividades, que no se reiniciarían sino hasta octubre de 2009, ahora bajo un nuevo nombre: Crystalite Bohemia s.r.o., y con un nuevo propietario, el empresario Lubor Cerva.

En la actualidad, la cristalería opera 5 hornos con una capacidad de 96 toneladas de materia vítrea, lo cual representa cada año 25 millones de unidades copas y vasos soplados a máquina y 5,5 millones de unidades de artículos de regalo.

En 2016 la capacidad de producción anual será incrementada a 55 millones de copas de vino y vasos.

 

Cristalerías Květná

La cristalería Květná es la más antigua en funcionamiento en el país. Fue erigida en 1794 por el Príncipe Alois Lichtenstein. Su localidad fue elegida muy cuidadosamente, en el centro de bosques de hayas cerca de Uherský Ostroh, en la municipalidad de Strání, un yacimiento de arena para cristalería de gran calidad.

La fundición equipada con dos hornos ofrecía empleo a gente de los alrededores y de otras localidades en los dominios de los Lichtenstein en Eslovaquia y Austria. En un principio, la cristalería se dedicó a la producción de hojas y otros artículos utilitarios de cristal y no comenzaría a producir tipos de cristal más exclusivos y de mayor calidad sino hasta mediados del siglo 19, cuando fue adquirida por el empresario austríaco Emanuel Zahn. El nuevo propietario instaló otro horno e inició la producción de cristal delicado, adornado con pulido y grabado.

Fue justamente Emanuel Zahn quien contrató cristaleros experimentados, quienes trajeron consigo nuevas técnicas y métodos de producción, lo cual condujo a una rápida mejora en la calidad de los productos, además de una gama más amplia y, por sobre todo, una modernización según impulsos creativos provenientes de los círculos artísticos de Viena. En relación a ello, en 1894, cambió también el nombre de la cristalería, pasándose a usar el nombre local Květná (Blumenbach), que pronto se convertiría en sinónimo de calidad y sería muy buscado en mercados internacionales. La empresa Zahn & Göpfert abriría salas de exposición y almacenes en Londres, París, Berlín y Hamburgo y se presentaría en la feria mundial en Leipzig. En 1897 sería la segunda cristalería en Europa en adoptar decoraciones florales y, en esta época, su vajilla de cristal se exportaba a los EE.UU., África, Australia, Egipto, Escandinavia, Austria, Alemania y Suiza.

La cristalería continuó produciendo durante la primera mitad del siglo 20. Luego de ser nacionalizada, siguió operando y entre 1961 y 1990 fue parte de la empresa estatal  Moravské sklárny ve Květné. Luego de la Revolución de Terciopelo, hubieron varios cambios en su estructura propietaria que culminaron en 2011, cuando pasó a ser parte grupo Crystalite Bohemia.